domingo, 15 de marzo de 2015

ÚLTIMO REDUCTO

Presentación y aclaraciones.

Este "blog" pretende ser un medio para la difusión de las ideas no izquierdistas en contra del sistema tecnoindustrial. Los valores fundamentales en que éstas se basan son la autonomía de la Naturaleza salvaje y, en consecuencia, el odio a todo aquello que inevitablemente atente contra ella. Último Reducto es consciente de que "ahí afuera", en medio de la masa, existen algunas personas que comparten la actitud no izquierdista, y estos valores fundamentales. Este "blog" pretende ser una forma de contactar con ellas, mostrarlas que hay otra gente que comparte su actitud, valores e ideas y animarlas e inspirarlas a actuar, para que quizá, de este modo, algún día surja un movimiento no izquierdista en contra de la sociedad tecnoindustrial.

Es preciso también hacer algunas aclaraciones para todos aquellos que conocen las publicaciones previas de Último Reducto.

En primer lugar, a algunos quizá les resulte por lo menos sorprendente el hecho de que Último Reducto esté publicando textos en Internet, dado que en el pasado siempre mostró un rotundo rechazo a hacerlo. La opinión de Último Reducto acerca de la informática e Internet sigue siendo básicamente la misma: al igual que el resto de tecnologías modernas, la informática ha empeorado el mundo y es parte indisociable del sistema tecnoindustrial. Es decir, es mala. Sin embargo, el rechazo a usar la informática para expresar y difundir las ideas contrarias a la tecnología moderna resulta totalmente ineficaz y contraproducente. Si de lo que se trata es de obtener resultados prácticos, tratar de mantener la coherencia a la hora de actuar a menudo puede ser un estorbo, por muy honestamente que sea perseguida.

En segundo lugar, Último Reducto lleva publicando esporádicamente textos con este nombre desde 1996. En todos estos años se ha ido produciendo una evolución en sus ideas, llevándose a cabo en el proceso una depuración ideológica en sus posturas.
Las ideas iniciales de Último Reducto (como se puede apreciar, por ejemplo, en el nº 0 de la publicación Último Reducto, 1996), a pesar de apuntar ya algunos de sus valores fundamentales actuales, estaban muy contaminadas por influencias ideológicas de corte izquierdista; en especial por ciertas versiones del anarquismo y por la llamada “liberación animal”. 
Tras poner en cuestión la validez de las posturas animalistas (basadas, por lo general, en la sacralidad de la vida individual y/o en el rechazo absoluto del dolor), descubrir su profunda incompatibilidad con la defensa de la libertad y de lo salvaje y comenzar a desarrollar un rechazo explícito y general del izquierdismo[1], Último Reducto entró en la etapa que podríamos llamar “antidominadora” (un ejemplo de la misma sería el nº 1 de Último Reducto, 2002). Esta etapa de transición se caracterizaba por seguir estando muy influenciada por ideas y actitudes izquierdistas y humanistas procedentes de un anarquismo por el cual Último Reducto aún mostraba cierta afinidad y respeto; por seguir teniendo la libertad de los animales no humanos una excesiva presencia en su discurso; por presentar ya de un modo claro y explícito un rechazo frontal y completo del sistema tecnoindustrial; por dar a la coherencia práctica una importancia estratégica que en realidad no tiene; y por considerar que la razón y la voluntad ejercen o podrían llegar a ejercer un peso mucho mayor del que realmente pueden y suelen ejercen en el comportamiento de los seres humanos (tanto a nivel individual como colectivo). Un rasgo típico de esta etapa es la práctica omnipresencia en el discurso de Último Reducto de la noción de “Dominación”[2], que da nombre a esta etapa. El concepto de “Dominación” de Último Reducto venía definido negativamente en función del valor fundamental de la autonomía de lo salvaje: la “Dominación” era la forma de llamar a todo aquello que atentaba contra dicha autonomía. En esta etapa, Último Reducto ya expresaba claramente sus valores fundamentales: autonomía de la Naturaleza salvaje, rechazo de la sociedad tecnoindustrial (y de la civilización, en general) y rechazo del izquierdismo. A lo largo de esta etapa, Último Reducto fue desarrollando sus ideas básicas más en detalle y abandonando posturas, usos y valores ajenos a las mismas y procedentes de contaminaciones ideológicas humanistas en general e izquierdistas en particular. 
Todo ello hasta llegar a una etapa (de la que Izquierdismo: función de la pseudocrítica y la pseudorrevolución en la sociedad tecnoindustrial y Con Amigos Como Éstos… -2007 y 2009 respectivamente-, son los primeros ejemplos), que se prolonga hasta el presente, en la que el discurso de Último Reducto refleja ya unas mayores madurez, coherencia y solidez teóricas. 
El motivo de hacer el repaso anterior a la evolución ideológica de Último Reducto es servir a modo de aclaración sobre las posibles contradicciones e incompatibilidades teóricas que los lectores de la obra de Último Reducto puedan encontrar al comparar contenidos propios de diferentes etapas. En tales casos, los lectores deberían recordar siempre la siguiente regla: en caso de apreciar incompatibilidades entre lo dicho por Último Reducto en sus diferentes obras, lo más probable es que la postura expresada en la obra de fecha más reciente sea la que Último Reducto defiende en la actualidad (o al menos la que más se aproxima a ella).
Último Reducto ya sólo se identifica plenamente con sus obras pertenecientes a la última etapa. Sin embargo, dado que es imposible impedir que siga la difusión independiente de sus obras anteriores a dicha etapa, al menos sería deseable que los lectores conozcan y tengan en cuenta todo lo anterior.


Último Reducto.

Contacto: ultimo.reducto@hotmail.com






[1] Lo cual hay que agradecer en gran medida, respectivamente, a los delirios y exageraciones teóricos y/o la incompetencia lógica y la irracionalidad de los animalistas, así como a la inestimable lucidez intelectual de Ted Kaczynski, además de a la incomodidad y suspicacia naturales que Último Reducto siempre ha sentido frente a gran parte de las ideas y actitudes izquierdistas y contraculturales.
[2] Término este quizá no muy afortunado por estar convencionalmente cargado de connotaciones propias de corrientes izquierdistas que en realidad nada tenían que ver con las posturas de Último Reducto; esta es la principal razón de que en la actualidad Último Reducto apenas use ya dicho término para referirse a cualquier atentado contra la autonomía de lo no artificial.