lunes, 30 de octubre de 2017

TED KACZYNSKI ACERCA DE ITS

TED KACZYNSKI ACERCA DE ITS[1]
En lo que respecta a Individualidades Tendiendo a lo Salvaje[2] (ITS), dices que no creen que se deba crear un movimiento dedicado a la eliminación del sistema tecnoindustrial y que su idea es hacer algo para detener el progreso tecnológico, pero sin esperanza ni intención de eliminar el sistema.
A partir de esto, y también a partir de algunas partes de los comunicados[3] de ellos que U. R. me ha enviado, está claro que ITS son unos ignorantes en lo que respecta a la política. Es absolutamente imposible detener el progreso tecnológico, o siquiera frenarlo significativamente, sin eliminar la totalidad del sistema tecnológico. Además, las partes de sus comunicados que he mencionado muestran que la noción acerca de la revolución de ITS se halla en un nivel de parvulario. Creen que una revolución consiste en una sublevación popular (“levantamiento popular”, “un mar de personas … [que actúan] de forma violenta” ). Las revoluciones a veces ocurren de este modo, pero, en la mayoría de los casos, son procesos políticos dirigidos desde arriba por un puñado de líderes. Habitualmente, los alzamientos populares son meros incidentes o episodios en el proceso político y en ellos no se ve implicado más que un pequeño porcentaje de la población. Por ejemplo, la “Revolución” de Febrero en Rusia (que en realidad no fue una revolución sino sólo una insurrección) fue llevada a cabo solamente por los obreros industriales de San Petersburgo, los cuales constituían sólo un pequeño porcentaje de la población rusa. Su acción sirvió sólo para ofrecer a los bolcheviques un punto de partida que éstos aprovecharon para tomar el control de todo el país meses después –principalmente mediante la destreza política.
Las revoluciones pueden ocurrir incluso sin que se produzca ningún levantamiento popular. Por ejemplo, los nazis tomaron el poder en Alemania usando solamente medios políticos. Salvo por el golpe de Estado de la Cervecería de Munich, una década antes (el cual fue un fracaso ignominioso y llevó a Hitler a dedicarse, en adelante, a perseguir el poder exclusivamente de forma legal), los nazis nunca intentaron una sublevación. Antes de tomar el poder, los nazis se vieron implicados en ciertos actos violentos –por ejemplo, en peleas callejeras con los comunistas- y, después de que tomasen el poder, se produjo la “noche de los cuchillos largos”, durante la cual Hitler eliminó físicamente a sus rivales dentro del propio Partido Nazi. Sin embargo, tras el mencionado fracaso del golpe de Estado los nazis, nunca más volvieron a usar la violencia contra las autoridades establecidas.
Cabe destacar que la revolución nazi fue en parte una revolución contra la civilización. Sin embargo, no logró nada en contra de la civilización porque a Hitler solamente le interesaban el poder personal y la autoglorificación. Él y sus secuaces se apropiaron de las fuerzas potencialmente revolucionarias que existían en la sociedad alemana (que incluían a la corriente anticivilizatoria, entre otras) y las explotaron para conseguir el poder para sí mismos.
Además de hacer gala de un concepto ingenuo de la revolución, ITS también muestra su ignorancia política de otras formas. Si esta gente alguna vez ha leído algo acerca de la historia, no lo ha entendido. En consecuencia, es muy probable que cualquier acción que lleven a cabo, sea legal o ilegal, resulte ser contraproducente. Las acciones revolucionarias, legales o no, deberían ser trazadas inteligentemente para servir a unos objetivos políticos y cualquier comunicado[4] que las acompañase debería estar escrito de forma políticamente inteligente. Esto requiere el liderazgo de gente que se haya tomado la molestia de adquirir tanto conocimiento como le sea posible acerca de los modos en que las sociedades se desarrollan y cambian.
El error más importante que comete ITS es que expresan, y por tanto promueven, una actitud de desesperanza acerca de la posibilidad de eliminar el sistema tecnológico. No tengo tiempo para comentar ejemplos históricos en los que grupos minúsculos y aparentemente insignificantes, considerados por la mayoría de la gente como chiflados, tontos o “románticos”, lograron finalmente, a pesar de todo, llevar a cabo revoluciones con éxito. Sin embargo, un ingrediente indispensable para el triunfo de tal empresa es la confianza en la posibilidad de éxito. Dado que ITS trata de socavar la confianza en la posibilidad de éxito a la hora de luchar contra el sistema tecnológico, debemos rechazar a esta gente e incluirla en la lista de nuestros adversarios políticos.
Sólo añadiré que, en las partes de los comunicados que U.R. me ha enviado, algunos de los datos en que se basa ITS son erróneos y que ITS me atribuye afirmaciones que yo nunca he hecho y opiniones que nunca he defendido.




[1] Traducción a cargo de Último Reducto de un fragmento de la carta de Theodore John Kaczynski a Anónimos con Cautela del 2 de septiembre del 2012. Original en inglés. Nota del traductor.
[2] Kaczynski había escrito “Individuos tendiendo a lo Salvaje” en el original. N. del t.
[3] “Comunicados”, en español, en el original. N. del t.
[4] Ídem. N. del t.