Buscar este blog

lunes, 8 de julio de 2024

INTERCAMBIO DE CORRESPONDENCIA XIV

 


ADAPTACIÓN DE UN
INTERCAMBIO DE CORRESPONDENCIA XIV: sobre contraejemplos de la proposición 2 del capítulo 2 de Anti-Tech Revolution.

Versión pdf

English version

A: He estado leyendo el libro de Jared Diamond, Collapse: How Societies Choose to Fail or Succeed. Parece que el Dr. Kaczynski tomó prestadas muchas ideas de este libro. Jared Diamond explica los “conflictos de intereses” en su libro. Me recuerda a la proposición 2 del capítulo 2 de Anti-Tech Revolution: Why and How (ATC):

Proposición 2. A corto plazo, la selección natural favorece la autopropagación de aquellos sistemas que persiguen su propio beneficio a corto plazo y muestran poca o ninguna consideración por las consecuencias a largo plazo.

Sin embargo, Jared Diamond describe dos casos en el capítulo 9 de su libro en los que el sistema logra superar el conflicto de intereses: La isla de Tikopia y Japón bajo el gobierno del shogunato Tokugawa. Estos dos casos podrían ser contraejemplos de los argumentos del capítulo 2 de ATC. El Dr. Kaczynski trató el caso de la isla de Tikopia en el Apéndice Dos de ATC. Escribió que la isla de Tikopia no era lo suficientemente grande y rica como para que surgiesen nuevos sistemas autopropagantes, pero no escribió sobre Japón bajo el mandato del shogunato Tokugawa. Me pregunto por qué no se molestó en escribir sobre el caso de Japón. Si había leído Collapse, de Jared Diamond, debía conocerlo.

Jared Diamond explica que el shogunato Tokugawa pudo resolver la crisis medioambiental porque, en esa época, no había conflictos internos graves ni amenazas exteriores en Japón. Creo que Japón es relativamente grande y lo suficientemente rico como para que surjan sistemas autopropagantes (Proposición 1 del capítulo 2 de ATC). Sin embargo, el shogunato Tokugawa pudo suprimir el desarrollo de nuevos sistemas autopropagantes durante 250 años. Básicamente, Japón bajo el shogunato Tokugawa logró la paz en todo su territorio (la “paz mundial” a que se refiere Kaczynski en ATC) y la mantuvo durante 250 años. Teniendo en cuenta el tamaño relativamente grande de Japón y su prosperidad, si Japón pudo lograr la paz en todo su territorio y mantenerla durante 250 años, ¿hay alguna razón para creer que el sistema tecnológico mundial no pueda lograr lo mismo (la “paz mundial”) en un futuro próximo (dentro de 10-20 años) y resolver la crisis ecológica?

Y el caso de Japón también puede ser el contraejemplo del argumento del capítulo 2 de ATC, de que el conflicto interno surge cuando no hay amenaza exterior.

¿Usted qué opina de esto?

[Este texto es más largo, para leerlo completo en formato pdf haz click aquí]

miércoles, 5 de julio de 2023

LECTURAS INTERESANTES III

Lecturas interesantes III

 

La siguiente lista de libros recoge algunas obras que merece la pena leer, no siempre por las conclusiones a las que llegan los autores, ni por los valores y fines en los que se basan, sino simplemente porque estos libros sirven como fuentes de datos o aportan ideas y análisis interesantes a la hora de tratar de conocer y entender la realidad.

Último Reducto recomienda que, aun en caso de existir ediciones en español, se lean en versión original, dado que demasiado a menudo las traducciones al castellano dejan mucho que desear.

  • The Ecological Indian: Myth and History, Shepard Krech III, W. W. Norton Company Inc., 1999.
  • Becoming A Barbarian. Jack Donovan, Dissonant Hum, 2016.

  • Why Things Bite Back. Edward Tenner, Alfred A. Knopf, 1996.

  • Critical Transitions in Nature and Society, Marten Scheffer, Princeton University Press, 2009.

  • War in Human Civilization, Azar Gat, oxford University Press, 2006.

  • The Madness of Crowds: Gender, Race and Identity, Douglas Murray, Bloomsbury, 2019 (Edición en castellano: La masa enfurecida. Cómo las políticas de identidad llevaron al mundo a la locura. Península, 2020).




Para información acerca de otros libros interesantes, véase el apartado “
Reseñas” en Naturaleza Indómita.

domingo, 11 de junio de 2023

Muere Ted Kaczynski

Theodore John Kaczynski ha muerto

El 10 de junio del 2023, falleció Theodore John Kaczynski, alias Unabomber, a la edad de 81 años.

miércoles, 3 de mayo de 2023

"Con Amigos como éstos..." ahora disponible gratuitamente en pdf



 

Con Amigos como éstos... ahora disponible gratuitamente en formato pdf 



Obra dirigida al público interesado en la crítica de la sociedad tecnoindustrial en la que quedan patentes las profundas diferencias existentes entre algunas de las corrientes autoconsideradas contrarias a la sociedad tecnoindustrial.

                                                                   Versión pdf gratuita 





Último Reducto 

Contacto: ultimo.reducto@hotmail.com





 

martes, 2 de mayo de 2023

Aviso acerca de The Ted K Archive / A Warning about The Ted K Archive

 Aviso acerca de The Ted K Archive

Recientemente hemos tenido conocimiento de que un izquierdista pro-tecnología llamado Theo Slade ha creado un sitio web titulado “The Ted K Archive” para subir a Internet todos los escritos de Kaczynski, en contra de los deseos de éste y violando sus derechos de autor. Slade también pretende que ese sitio sirva de plataforma para criticar las ideas de Kaczynski y así apartar a otros individuos de la causa contra el sistema tecnoindustrial y a favor de la Naturaleza salvaje. Aunque Slade y sus colaboradores se han dirigido a varias comunidades online y personas que tienen alguna afinidad con las ideas de Kaczynski en un intento de solicitar su ayuda bajo el pretexto de crear un proyecto que podría ser beneficioso para el incipiente movimiento, no nos equivoquemos, sus acciones son engañosas y el grupo global detrás de dicho sitio web lo único que trata es de anular al naciente movimiento contra el sistema tecnoindustrial y a favor de la Naturaleza salvaje.

En la sección “About This Project” de su página web (https://www.thetedkarchive.com/special/about-this-project) dejan claro que este sitio no es más que un miserable intento de perjudicar la causa contra el sistema tecnoindustrial y a favor de la Naturaleza salvaje. 

“... esperamos que el sitio web pueda funcionar para atraer a personas con una política similar a la [de Kaczynski] y con similares problemas de salud mental, francamente”. Y que la cruda realidad del material de lectura de primera mano, la épica del material de lectura sugerido y los espacios de invitación al debate conectados a la página web tengan un efecto desprogramador y sean un apoyo para la salud mental”.

Y en cuanto a los colaboradores de Slade, parece que la mayoría también están a favor de la tecnología: “Nosotros, los bibliotecarios que compramos el dominio de esta página web, somos anarquistas pro-tecnología, sin embargo simplemente encontramos realmente interesantes la historia de su vida y su impacto”.

Aunque sus críticas a los escritos de Kaczynski son tan estúpidas que ni siquiera merece la pena rebatirlas (ya que cualquier persona razonablemente sensata e inteligente no se dejaría persuadir por los “argumentos” expuestos en ellas), el intento de estos izquierdistas de hacerse con el control de los escritos de Kaczynski (repetimos, expresamente en contra de los deseos de éste) es preocupante. Aquellos que deseen fomentar el crecimiento saludable del movimiento contra el sistema tecnoindustrial por amor a la Naturaleza salvaje deberían denunciar y repudiar ese proyecto y tomar medidas para evitar cualquier colaboración con él.

Firmado,

Fitch&Madison

Último Reducto

Naturaleza Indómita

Ediciones Isumatag

Karaçam


***


A Warning about The Ted K Archive

It has recently come to our attention that a pro-tech leftist that goes by the name Theo Slade has created a website titled “The Ted K Archive” in order to upload all of Kaczynski’s writings online against Kaczynski’s wishes and in violation of the author’s copyrights. Slade also intends for this site to serve as a platform to critique Kaczynski’s ideas and turn individuals away from the cause against the techno-industrial system for the sake of wild Nature. While Slade and his collaborators have gone around to various online communities and individuals that have some affinity with Kaczynski’s ideas in an attempt to solicit help under the guise of creating a project that could be beneficial to the incipient movement, make no mistake, their actions are duplicitous and the overall group behind the website only attempts to nullify the nascent movement against the techno-industrial system for the sake of wild Nature.

In the “About This Project” section of their website (https://www.thetedkarchive.com/special/about-this-project) it is made clear that this site is nothing more than a sad attempt to harm the cause against the techno-industrial system for the sake of wild Nature:

“... we’re hoping the website can work to draw people in with similar politics to [Kaczynski] and similar mental health issues frankly. Then for the cold hard reality of the primary source reading material, the epic-ness of the suggested reading material and the inviting discussion spaces connected to the website, to all have a deprogramming effect and be a mental health support.”

And as for Slade’s collaborators, it seems that the majority are pro-tech as well: “We, the librarians who bought the website domain, are pro-tech anarchists, but we just find his life story and impact really interesting.”

While their critiques of Kaczynski’s writings are so silly that they are not even worth countering (as any reasonably rational and intelligent person would not be swayed by the “arguments” put forth in them), the attempt by these leftists to have control over Kaczynski’s writings (again, expressly against his wishes) is concerning. Those that want to foster the healthy growth of the movement against the techno-industrial system for the sake of wild Nature should denounce and disavow the project, and take steps to avoid any collaboration with it. 

Signed,

Fitch&Madison

Último Reducto

Naturaleza Indómita

Ediciones Isumatag

Karaçam

domingo, 19 de marzo de 2023

INTERCAMBIOS DE CORRESPONDENCIA XIII

 



ADAPTACIONES DE FRAGMENTOS DE INTERCAMBIOS DE CORRESPONDENCIA XIII: sobre residuos nucleares y rechazar el sistema tecnoindustrial.    

Versión pdf

English version

Isumatag: Esta tarde he estado leyendo lo último que has colgado en tu blog y me ha surgido una duda sobre el enfoque que dar al tema de los residuos radiactivos. Ante el dilema de las fugas radioactivas si colapsa la sociedad tecnoindustrial, veo que hay 3 enfoques posibles:

1) Aceptar mantener la sociedad tecnoindustrial para estar a salvo de esas fugas (creo que este ambos lo descartamos)
2) Asumir las fugas en vistas al beneficio mayor que supondría la desaparición de la sociedad tecnoindustrial.
3) Asumir que ya vivimos en un mundo con una radioactividad superior a la que se da de modo natural y quitarle cierto “dramatismo” al dilema.

Entiendo que este dilema es útil para evaluar los valores reales de las personas. En principio, si se responde al dilema con (1), la persona en cuestión o bien tiene un compromiso mayor con algún valor humanista o bien llega a esa respuesta por las incapacidades o sesgos humanos al afrontar dilemas abstractos. Inclinarse por los otros enfoques tampoco garantiza que se valore la naturaleza salvaje por encima de todo, pero podría apuntar en ese sentido.
La cuestión es si plantear el dilema en crudo (“o sí o no”) o si plantearlo como una cuestión de cantidad (cuánta más radiactividad se aceptaría). Lo digo porque todos los residuos que ya se han producido están circulando de un modo u otro por la biosfera. Los vertidos de residuos radioactivos en el Atlántico norte si no están ya interactuando con las aguas profundas poco les faltará para ello.
Las aguas que se contaminaron en Fukushima están en el sistema de circulación oceánica general. Los residuos de los test de las bombas atómicas también están en la circulación atmosférica, como se detectó el año pasado con el polvo del Sáhara (Rafael Cereceda, “Francia: el efecto bumerán del polvo del Sáhara cargado de radiactividad de pruebas nucleares”, Euronews, 03/03/2021: https://es.euronews.com/2021/03/01/francia-el-efecto-bumeran-del-polvo-del-sahara-cargado-de-radiactividad-por-pruebas-nuclea). 
Espero haber explicado mi duda.

Último Reducto: Pues no acabo de entender bien cuál es tu duda.
Te voy a comentar lo que, desde mi punto de vista, se podría entender a partir de lo que dices.

[Este texto es más largo, para leerlo completo en formato pdf haz click aquí]

miércoles, 8 de marzo de 2023

Intercambio de correspondencia entre Sean Fleming y Último Reducto (Parte IV)








 

Algunos fragmentos adaptados de un intercambio de correspondencia entre Sean Fleming y Último Reducto (Parte IV)

Versión pdf

English version

SF: ¿Considera su crítica a la tecnología como científica (o socio-científica)?

Esta pregunta requiere algunos antecedentes y explicaciones. En su respuesta a la pregunta 2 de mi carta anterior, dice que usted adopta una “postura filosófica materialista y naturalista”. En su respuesta a la pregunta 4 de la misma carta, critica “la forma ambigua y vaga de pensar y expresarse que en demasiados casos es característica de las ‘ciencias’ sociales y las humanidades” (tomo nota de las comillas alrededor de “ciencias”) y expresa su desagrado por el estilo “abstruso” de Jacques Ellul. Su postura filosófica y su énfasis en la claridad de expresión parecen sugerir una afinidad con la tradición “analítica” de la filosofía, en contraposición a la tradición “continental” (si me permite usted usar provisionalmente estas etiquetas imprecisas). En cualquier caso -más allá de la cuestión de las etiquetas- su crítica de la tecnología parece fundamentalmente diferente de la de la mayoría de las de los demás críticos de la tecnología. Su postura materialista y naturalista contrasta con las posturas idealistas y humanistas de Ellul, Martin Heidegger, Herbert Marcuse, Lewis Mumford, etc. (René Dubos, un biólogo francés, es una notable excepción. Su crítica a la tecnología en So Human an Animal (Londres: Rupert Hart-Davis, 1970) se basa en gran medida en la idea de que los seres humanos están evolutivamente mal adaptados a los entornos artificiales de las ciudades modernas). También utiliza un modo de expresión preciso y analítico que es muy diferente del modo de expresión discursivo y “dialéctico” utilizado por muchos otros críticos de la tecnología (de nuevo, Ellul y Marcuse son buenos ejemplos). Parece que Kaczynski difiere de estos otros críticos de la tecnología en los mismos aspectos que usted: primero, en la disposición filosófica y, segundo, (posiblemente a consecuencia de ello) en el modo de expresión. Por decirlo muy a grandes rasgos, usted y Kaczynski desarrollan lo que parece una crítica “científica” de la tecnología, en contraposición a las críticas “culturales” de la tecnología desarrolladas por Ellul y otros.

Le ruego que perdone el uso de tantos términos imprecisos e indefinidos, incluso en la propia pregunta (por ejemplo, “analítica”, “continental”, “cultural”, “científica”, incluso “crítica de la tecnología”). No sólo me interesa la mera cuestión terminológica de qué etiquetas utilizaría usted; me interesa más la substancia de sus ideas y cómo se diferencian de las de otros críticos de la tecnología.

UR: En primer lugar, la respuesta a su pregunta depende de lo que entienda usted por “científico”.

En su explicación de la pregunta, menciona usted a algunos autores y “tradiciones” a modo de ejemplos de posturas idealistas y humanistas (en el sentido de opuestas a la forma de pensar materialista y naturalista) y de formas de pensar vagas y ambiguas, supuestamente porque estos rasgos son opuestos a la ciencia. Bueno, aunque no me considero miembro de ninguna “tradición”, no va usted intuitivamente desencaminado. La precisión en la definición de los conceptos y el uso de términos adecuados para referirse a ellos es crucial para hacerse entender correctamente y evitar malentendidos, y es un requisito básico de la ciencia. Y los autores no científicos (los humanistas, los idealistas y, en general, los hombres de humanidades o de letras y muchos “científicos” sociales) suelen estar menos interesados en ser precisos a la hora de definir, nombrar y expresar los conceptos básicos que manejan y en desarrollar una teoría clara y lógicamente consistente que los practicantes de las ciencias naturales/exactas. Y las humanidades, las artes y las “ciencias” sociales tienden a ser humanistas, es decir, se centran en estudiar lo humano (es decir, los seres humanos y sus obras) o tienden a interesarse sobre todo por lo humano y a considerar lo humano como lo único o lo más valioso. Además tienden ser idealistas, a inclinarse más por utilizar y adoptar principalmente factores subjetivos y culturales no materiales para explicar los fenómenos, probablemente en parte porque los fenómenos que estudian y en los que están principalmente interesados son sociales, culturales o históricos (es decir, humanos; y, en sus “tradiciones” intelectuales/académicas, los seres humanos -tanto individual como colectivamente- suelen ser considerados seres que actúan principalmente de forma completamente consciente e intencionada, con propósitos claros y definidos).  

Asimismo tiene usted razón en que Kaczynski difiere también mucho de los críticos humanistas de la tecnología, tanto en su disposición filosófica como en su modo de expresión.

Pero señalar similitudes y diferencias no es lo mismo que definir explícitamente lo que uno entiende por “ciencia”, así que no sé a qué se refería usted cuando hizo su pregunta. No obstante, para poder responder a esta pregunta, diré lo que entiendo yo por “ciencia”.


[Este texto es más largo, para leerlo en versión pdf, haz click aquí]